Skip to main content
Sin categorizar

Una competición internacional avala la potencia de la bioinformática para el diagnóstico de enfermedades

By 23 noviembre 2012noviembre 16th, 2020No Comments
< Volver a noticias
David Rossell. Fuente: IRB Barcelona.
 23.11.2012

Una competición internacional avala la potencia de la bioinformática para el diagnóstico de enfermedades

El equipo liderado por David Rossell y Patrick Aloy del IRB Barcelona –con sede en el Parc Científic de Barcelona–, y la empresa Anaxomics Biotech ha conseguido la cuarta posición mundial en una competición para pronosticar y clasificar pacientes en un 'test a ciegas' para cuatro patologías. La competición –en la que han participado 54 equipos, procedentes de Europa y los Estados Unidos principalmente– se planteó en el marco del proyecto IMPROVER (acrónimo de Industrial Methodology for PROcess VErification in Research) una iniciativa promovida por IBM Research y Philip Morris International con el objetivo de desafiar a los mejores investigadores biocomputacionals de todo el mundo a demostrar la funcionalidad de sus métodos para explotar la información genómica con finalidades predictivas y clínicas, con resultados fiables y verificables.

»


Las biociencias están generando una ingente cantidad de datos a una velocidad sin precedentes por lo que dar valor y extraer información útil y fiable de las bases de datos es cada vez más difícil y complejo. El primer reto de IMPROVER ha puesto de relieve la capacidad predictiva de la biocomputación dado que la inmensa mayoría de participantes ha podido diagnosticar a los pacientes con una certeza cercana al 90%, y en algunos casos al 100%.

El primer reto planteado por IMPROVER, denominado ‘Diagnosis Signature’, ha consistido en clasificar y evaluar, con aproximaciones computacionales, muestras de pacientes de soriasis, esclerosis múltiple, obstrucción pulmonar crónica y cáncer de pulmón. explotando datos genómicos de muestras clínicas, en lo que se denomina un test a ciegas.

Para David Rossell, jefe de la Plataforma de Bioestadística y Bioinformática del IRB Barcelona y diseñador de los algoritmos probabilísticos de predicción, «estos retos internacionales son muy eficaces como prueba de concepto, para demostrar que es posible predecir y que puede hacerse bien, toda vez que se exponen al mundo las técnicas más avanzadas y eficaces para conseguirlo».

Además, según Patrick Aloy, jefe de grupo en el programa conjunto IRB Barcelona-BSC en biología computacional, especializado en caracterizar redes moleculares para distintas patologías, «esta competición favorece la creación de un cuerpo de evidencia científica fuerte ante la comunidad biomédica, tanto de investigadores como de médicos, lo que da valor y aporta confianza hacia las técnicas biocomputacionales y sus posibles aplicaciones industriales».