< Volver al listado

Kelly Arrontes vuelve a fusionar arte y ciencia en el Parc Científic de Barcelona

27.02.2019

Ayer se inauguró en el Parc Científic de Barcelona (PCB) la obra "El origen de la vida" de la pintora Kelly Arrontes. El acto, presidido por el rector de la Universidad de Barcelona, Joan Elias, congregó a un centenar de personas y destacados representantes del mundo académico, científico, cultural y del Tercer Sector Social.

 

"El origen de la vida" es una pintura mural de más de 125 metros lineales que decora las paredes del pasillo de la Planta 0 que conecta los edificios Clúster I y Cluster II del PCB, donde confluyen un gran número de laboratorios de empresas y centros públicos de investigación.

Las neuronas y las células oculares son los ejes vertebradores de la obra, y fluyen libremente en dos espacios claramente diferenciados: "Debido a mis peculiaridades sensoriales como pintora ciega las células oculares me parecen muy interesantes. De las neuronas, me atrae su versatilidad plástica, ya que son muy diferentes unas de las otras; son las células con más diversidad de la naturaleza", revela Kelly Arrontes que, con un 9% de visión, tiene la condición de ceguera legal y está afiliada a la ONCE.

Tomando como referente minúsculas imágenes de microscopía electrónica, Arrontes comenzó a trabajar sobre los metros y metros de pared que tenía que cubrir, y consiguió generar imágenes sobredimensionadas que, junto con su volumen y alto impacto visual, sorprenden y rodean al espectador. "Del mismo modo que ocurre con la investigación científica, partes de una idea y a cada paso que das se abren nuevos caminos que pueden llevarte a resultados inesperados. Llega un momento en que la obra cobra vida propia y, aunque siempre tengo claro cómo empezar, nunca puedo imaginar el final ya que el resultado es impredecible. La cuestión es: ¿Entras o no entras en el juego?. En este caso yo decidí entrar, y en un tiempo récord conseguí unos resultados sorprendentes, incluso para mí misma", assegura la artista.

La composición, de base acrílica, combina la pintura con la textura y los relieves en papel de seda: "Es el sello Arrontes, una obra con volúmenes que además de verse pueda tocarse, para que cualquier persona, independientemente de su grado de visión, pueda disfrutarla y captar las emociones que yo he intentado plasmar en ella", afirma Kelly.

Los colores predominantes son el rojo, el amarillo y el naranja en todas sus gamas cromáticas. Colores cálidos que contrastan y, a la vez complementan, su primera intervención artística en el Parc Científic de Barcelona, ​​"El agua es vida", una pintura mural de más de 125 metros lineales que decora las paredes del pasillo de la Planta -1 que une los edificios Clúster I y Cluster II, inaugurada en abril de 2018.

La artista asumió este nuevo reto al ganar el 2º Concurso de Intervención Artística del PCB, un certamen público y anónimo promovido por el Parc para fomentar la interacción entre arte y ciencia.

"Me dejé llevar y, incluso, el tiempo tan reducido con el que contaba para su ejecución (20 días), jugó a mi favor convirtiéndose en motor de mi creatividad, y haciendo de todo el conjunto un reto. Un desafío con mayúsculas, al que no me había enfrentado hasta entonces. En mi caso, yo diría que la verdadera relevancia de la obra comenzó en el momento en que acepté el reto y abandoné por completo mi zona de confort", confiesa la pintora.

► Noticia relacionada [+info]